dieta

Por qué el estrés te hace comer de más y cómo evitarlo

evita el estress

Por qué el estrés te hace engordar y cómo evitarlo

El estrés es una reacción normal del cuerpo en momentos de supervivencia, si necesitas incrementar tu velocidad de movimiento, energía o estar alerta hacia alguna situación de riesgo que se pueda presentar.

Cuando estas estresado tu cuerpo entra en un mecanismo intenso incrementando la producción de ciertas hormonas y recortando “procesos no esenciales” para ese momento para guardar energía hasta que ese peligro pase.

Una de esas hormonas es el cortisol, la cual suprime el apetito en corto tiempo, pero puede tener el efecto contrario si se mantiene activa por largos periodos. 

Signos de que solo comes por estrés

Si una de tus respuestas instantáneas al estar estresado es comer no eres la única persona que así lo hace. El estrés crónico se ha convertido en una epidemia a lo largo de muchos países. La Sociedad de Psicología Americana en su última encuesta reveló que el 42% de la población en Estados Unidos enfrenta episodios de crisis de esta manera.

¿Cómo saber si el estrés es el que te está llevando a probar bocado tras bocado? 

  • Comes cuando no estas hambriento\a
  • Comes más cuando te sientes abrumado por alguna situación
  • Comer te hace sentir mejor
  • Piensas en la comida como una forma de relajarte cuando sabes que enfrentaras temporadas difíciles
  • Tienes dificultad de alejarte de la comida cuando tus niveles de estrés son altos

Si solo coincides con algunos de estos puntos en raras ocasiones entonces no tienes de que preocuparte. Por otro lado, si la comida representa tu método de escape cuando las cosas en tu vida se ponen un poco difíciles, puedes estar al borde de enfrentar serios problemas de salud como el sobrepeso y todas las enfermedades que eso atrae.

Peligros de comer por estrés

Comer en exceso como respuesta al estrés puede causar problemas mentales y emocionales como:

  • Antojos incontrolables por comidas altas en azúcar, sal y grasas
  • Aumento excesivo de peso
  • Aumento de la insulina y en los niveles HbA1c
  • Mayor riesgo de padecer alguna enfermedad cardiaca o cualquier otra enfermedad crónica
  • Sentirse avergonzado, culpable y llegar a odiarse a sí mismo por comer en forma desmedida.  

En algunos casos, el comer por estrés puede ser el resultado de desórdenes alimenticios como la bulimia o el trastorno por atracón. Ambos desordenes se caracterizan por episodios de incontrolable apetito debido

a diversos factores.

Si usted se encuentra en repetidas ocasiones en momentos de atracones y experimenta mucha culpabilidad, odio a sí mismo o tiene la urgencia de tomar algún laxante, pida ayuda. Todos estos síntomas y desórdenes tienen que ser consultados con un especialista y atendidos lo más pronto posible. 

3 tips para dejar de comer a causa del estrés

No tienes que vivir tu vida controlada por antojos insaciables y emociones de culpabilidad. Te compartimos 3 formas efectivas en las que puedes romper el ciclo y evitar las consecuencias. 

1.- Conoce tus razones

Si quieres comida incluso cuando no estas hambriento, para y pregúntate a ti mismo, ¿Por qué lo quieres hacer? ¿Necesitas sentirte consolado o liberar ansiedad? ¿Te sientes nervioso o necesitas un poco de atención? ¿Te sientes ignorado y que tus mejores esfuerzos han fallado?

Encontrar la causa de tu estrés puede ayudarte a encontrar una solución más rápido y fácil para romper el ciclo. Pide ayuda a un profesional si es necesario para que encuentres una manera constructiva de salir adelante. 

2.- Conoce lo que te altera

Algunas activida

des, situaciones o personas pueden ser el desencadenamiento emocional para que se entre en una situación de estrés. En este caso puedes crear una rutina inconsciente donde integres la comida, pero de una manera más sana que te haga sentir mejor como preferir los alimentos sanos a la comida chatarra.

3.- Ten un plan alternativo

Decidir por adelantado que acciones tomarás para combatir el estrés te da una gran ventaja para evitarlo a toda costa. Algunas tácticas incluyen:

-Realizar alguna actividad física tranquila como el yoga

-Dar un paseo, andar en bicicleta, realizar algún ejercicio de bajo impacto

-Hablar con amigos o familiares y platicarles tu problema

-Escribir, pintar o expresar de alguna forma tus sentimientos.  

Una vez que hayas reconocido los factores que te alteran y disparan tus niveles de estrés será más fácil para ti tomar acciones para luchar en contra de eso, mejorar tu salud y salir adelante. 

IMPORTANTE: La información aquí representada es de carácter informativo y no pretende ofrecer una consulta o recomendación médica. No reemplaza la opinión del médico o especialista. Consulte a su médico o especialista. Consulte a su médico antes de iniciar cualquier tratamiento y/o programa físico.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ARTICULOS POPULARES

IMPORTANTE: La información aquí representada es de carácter informativo y no pretende ofrecer una consulta o recomendación médica. No reemplaza la opinión del médico o especialista. Consulte a su médico o especialista. Consulte a su médico antes de iniciar cualquier tratamiento y/o programa físico.
To Top